En 2020, el oro asoma con un buen precio y se reactivaría la exploración

Mario Hernández, presidente de GEMERA y director de Relaciones Institucionales de Yamana Gold, señaló que el proyecto santacruceño Cerro Moro seguirá explorando para medir los recursos de las áreas descubiertas en su sociedad con Fomicruz. Señaló que el metal muestra un precio positivo, que es un factor clave para reactivar la exploración.

A fines de noviembre último, Yamana Gold sacudió la industria minería argentina al anunciar que en Cerro Moro (Puerto Deseado), en el área conocida como “Naty” en “Bahía Laura” y otras regiones, la exploración mostró existencia de minerales “de alto grado”.

Al cierre de este año, Mario Hernández, director de Relaciones Institucionales de Yamana Gold, señaló, en declaraciones exclusivas a La Opinión Austral, que el anuncio permite “una perspectiva distinta para el futuro”, que incluye a su socia estratégica, la estatal santacruceña Fomicruz. De todos modos, se mostró cauto al indicar que la operadora debe ejecutar nuevas inversiones en 2020 para completar un programa de perforaciones que le dé certezas sobre si los recursos hallados permiten elaborar un plan productivo. “Todos esperamos que los resultados sean positivos” y precisó que a medida que ejecutan las inversiones, la medición de los recursos nos da un escenario certero y nos acercamos al plan de producción. El proceso industrial se desarrolla de esta manera y debemos ser cautos”, resaltó.

Se recuerda que, en mayo de este año, LOA adelantó que Yamana Gold destinó USD 10 millones para sostener las labores de exploración, mientras que en Argentina el oro cerró un año para el olvido en materia exploratoria, debido a que cayó a los niveles mínimos históricos. Pero 2020 muestra otra cara.

Decisión política

Con una mirada optimista, el encargado de Relaciones Institucionales de la minera canadiense dijo que en caso que los estudios geológicos sean positivos, se generará un círculo virtuoso, pues habrá generación de puestos trabajo y se tributarán más impuestos a Nación, Provincia y Municipio. “Por todo esto, es importante sostener la exploración”, dijo.

En esta sintonía, Hernández celebró que el gobierno de Alberto Fernández apunte al sostenimiento de la producción minera, única actividad que no ha sido destruida por las políticas del macrismo. “Estamos en un escenario positivo y vamos a hacer el esfuerzo para acompañar al gobierno y salir de la crisis”, despuntó el entrevistado. Luego se refirió a la actualización de las retenciones de las exportaciones, que hoy representa el pago de un 8% de lo exportado: “Hay una nueva ley y vamos a ser respetuosos”, aseguró y observó que el país busca generar mayor capacidad de fondos genuinos y es posible que el sostenimiento provenga del campo, la minería y los hidrocarburos. “Todos tenemos que hacer el esfuerzo, sería un gran beneficio para los argentinos que cada sector aporte desde su lugar”.

De acuerdo a su mirada, la minería argentina se ha desarrollado de manera positiva en las últimas décadas, por lo que hoy es posible hablar de una industria sostenible en armonía con el medioambiente y las comunidades. “La minería está haciendo punta en diferentes sectores productivos del país, se utilizan equipos de última generación y es positivo”, pues ello permite a la industria planificar su propio futuro.

Exploración

Mario Hernández, además de formar parte de Yamana Gold en Argentina, es presidente del Grupo de Empresas Mineras Exploradoras de la República Argentina (GEMERA) y en mayo de este año la institución había alertado que la exploración en oro cayó en Argentina al 30% de su capacidad instalada. En ese escenario, Santa Cruz se mantuvo como uno de los territorios de destino del inversor, pero de todos modos constituyó un año con un balance negativo.

Sobre ello, Hernández precisó que el estudio del suelo se dio de la mano de las compañías que producen metales, pues “tienen la capacidad de generar dinero para explorar. Las compañías juniors tienen dificultades, pero aparentemente hay un escenario positivo, mayormente para el cobre”; “hay nuevas expectativas en los socios de GEMERA, ya que se percibe una suba del precio del cobre y habrá financiamiento”, manifestó.

Por su parte, el oro muestra una tendencia a incrementar su exploración. Sucede que el metal atravesó un positivo 2019 y la onza se sostuvo en promedio en los USD 1.500, mientras que los pronósticos optimistas dan cuenta que en 2020 podría ubicarse por encima de los USD 2.000.

Compartir: